NADAL, YA EN MADRID

Tsitsipas liquida a Federer y pasa a la final de la Copa de Maestros

Stefanos Tsitsipas continúa su sueño y juega la final de Londres. (Foto: @atptour)
Stefanos Tsitsipas continúa su sueño y juega la final de Londres. (Foto: @atptour)
En un año increíble, el griego se desmelenó ante el suizo al que derrotó en dos sets para disputar el partido definitivo de las Finales de ATP. Rafa Nadal ya se incorporó a la selección para la Copa Davis.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

El tenista griego Stefanos Tsitsipas accedió este sábado al partido definitivo por el título en las Finales de ATP, que se están disputando en Londres (Reino Unido), después de vencer por 6-3 y 6-4 al suizo Roger Federer. Mientras, Rafa Nadal ya llegó a Madrid y se incorporó a la concentración de la selección española para las finales de la flamante Copa Davis, que se disputan a partir del próximo lunes en la Caja Mágica. 

Así, Stefanos Tsitsipas jugará por primera vez en su carrera por conquistar la llamada Copa de Maestros. Además, su estilo resolutivo echó a Federer del camino hacia lo que podría haber sido su séptimo título en este torneo que sirve de colofón al circuito anual en la ATP.

Pese a la mayor experiencia del suizo en estas lides, siendo 17 años mayor que su rival, el partido tuvo a Tsitsipas como evidente dominador desde el comienzo. No en vano, Federer malgastó su primer opción de break en el juego inaugural y además cedió su servicio de inmediato.

Viéndose espoleado por dicha situación (2-0), el de Atenas consolidó su ventaja justo a continuación y aceleró hacia el triunfo del primer set. Tuvo un momento de dudas en el sexto juego, con 4-2 y 0-40 en contra, pero salvó esas tres pelotas de rotura y acabó sentenciando la manga inicial en 47 minutos.

Gran parte de ese tiempo se había invertido en el noveno juego, repleto de aplausos, raquetazos rápidos y donde el griego necesitó hasta siete bolas de set. Su adversario apenas acusó ese tropiezo moral, ya que empezó la siguiente manga ganando en blanco su turno de servicio.

Pero fue un espejismo y Tsitsipas rompió de nuevo en el tercer juego (2-1). Al jugador helvético le tocaba entonces agarrarse a un clavo ardiendo, y así lo hizo poniéndose ipso facto con 0-40; pese a la réplica del ateniense, Federer consumó tal rotura y dispuso de un efímero halo de esperanza.

Fue tan efímero que volvió a ceder su saque a renglón seguido (3-2), tras otro juego de enorme calidad en los intercambios de pelota y del que Tsitsipas salió fortalecido. Sin aflojar más el ritmo, el de Atenas encauzó su victoria hasta dejarla sellada por 6-4, parando el cronómetro del duelo en 1 hora y 36 minutos sobre la pista dura londinense.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS