GRANDE Y MÁS CERCA

SuperCarlota gana el Lorena Ochoa Invitational el día de la Superluna

Carlota Ciganda posa con el trofeo ganado en México. (Foto: Movistar_golf)
Carlota Ciganda posa con el trofeo ganado en México. (Foto: Movistar_golf)
Carlota Ciganda ya había demostrado su categoría superior en el Circuito Europeo. Llevaba tres años intentándolo en la LPGA y dos victorias en un mes definen que está en su perigeo.
“Se denomina perigeo (del adjetivo griego περίγειος) al punto de la órbita elíptica que recorre un cuerpo alrededor de la Tierra, en el cual dicho cuerpo se halla más cerca de su centro. El punto opuesto, el más lejano al centro de la Tierra, se llama apogeo”. Esto dice Wikipedia, cuando le consulto sobre el fenómeno de la llamada Superluna.

O sea que, en este mundo tan racionalista, decimos que la Luna de este 14 de noviembre es más grande, cuando lo único que le pasa es que ha acercado lo más que puede su redonda cara de plata a este planeta de nuestros suspiros.

Luna, querida Luna, no eres más grande ahora que cuando te contemplaba desde Moyúa con acento lírico; sólo has dado una vuelta elíptica para ser tú quien ahora se apoyas en la balaustrada  del balcón de mis ojos.

Te miro cara a cara, mientras pienso que has llegado con el propósito de recoger en Tycho, tu más prominente cráter, el poema último de Leonard Cohen que nos ha dicho adiós. Ahí, en tu Sur estarán cálidamente arropados sus versos- ¿te acuerdas Luna?, ¿No le escuchas recitar tu nombre, “The Moon”?: I am a poor lover of the moon./I see it all at once and that's it/for me and the moon.

Erais la Luna para el otro.

Te llaman Superluna porque hoy te vemos más cerca. Así somos los terrícolas con los astros, con los planetas y con los satélites. Y con las personas que brillan. Y con las que resplandecen. Tienen que estar cerca para ser “magníficos” porque nos olvidamos de ellas como de ti, Luna, de noviembre.

Piénsalo, amiga plateada y dime, ¿qué fue de los genios, de los grandes héroes de antaño y aun de los de hogaño? O triunfan o su apogeo literal – ese estar lejos de nuestra fría mirada - nos hace olvidarlos.

El caso paradigmático de ahora, de justito este fin de semana lo tenemos en los jugadores de golf con John Rahm o, mejor, de Carlota Ciganda.

Apenas seguimos su órbita. Lo sé, además de la suya hay que seguir muchas órbitas. Sí, quizás fijamos la atención en la órbita más corta, la de nuestro ombligo.

Y sin embargo ahora nos parece SuperCarlota porque entre octubre y noviembre ha alcanzado no su apogeo (ese punto más distante de nuestro centro), sino su perigeo, el punto mas pegado a nuestras pupilas.

No es más grande la navarra ahora que en septiembre. Era magna antes y lo es ahora. Pero ha conseguido dos victorias prácticamente seguidas y su brillo enciende nuestros ojos, las pantallas, las portadas y los signos de admiración.

Así nos lo contaba Europa Press: “La golfista española Carlota Ciganda conquistó este domingo el Lorena Ochoa Invitational celebrado en México después de repetir en la última jornada el 68 que firmó el sábado, para celebrar de esta forma su segunda victoria en el Circuito Americano Femenino (LPGA).

La navarra estiró su gran estado de forma después de ganar el pasado mes el LPGA KEB Hana Bank Championship en Corea del Sur. Carlota entró en los últimos 18 hoyos en segunda posición y culminó un fin de semana de remontada imponiéndose por dos golpes a un grupo de cinco jugadoras empatadas en menos 11.

La golfista española se posicionó como rival a batir desde el principio, con eagle en el hoyo 2 y birdies en el 3 y 6. Pese a dejarse dos bogeys por el camino, Carlota supo mantener alto el listón para seguir engordando su palmarés”.

¿Lo ves, Luna? ¿Ves como yo, Superluna, que de Corea a México, SuperCarlota ha acercado su swing a nuestros perdidos recuerdos para destilar presentes?

2017 es año de Solheim Cup, y Carlota querrá estar, como en ediciones anteriores, defendiendo los colores europeos. Nada mejor para ello que ir sumando puntos y mejorando el estado de forma.

“Con esta victoria – decía Marca el domingo -, Ciganda, que había deslumbrado en Europa pero que tardó tres años en lograr su primer triunfo en Estados Unidos, se convierte ahora en la segunda española con más victorias en el LPGA Tour superada únicamente por los tres de Beatriz Recari y llega plena de confianza a la final del LPGA Tour, que se disputará la próxima semana en Florida”.

Quien sabe, Luna, que nos deparará esa tierra que ahora cuando escribo iluminas tú. Florida, el recorrido de Naples, se presenta como una oportunidad para Carlota cuando ella está en su mejor momento. No se lo que escribirán después, no sé lo que escuchaste, Luna.

Lo que sí se es que entre esta tierra y el Cielo pasan por ti los acordes de un Aleluya, acaso cantado por Cohen que susurra en tonos graves: “Hay un resplandor de luz/En cada palabra/No importa lo que escuchaste…”

Y no importa porque cuando vuelvas, Luna, a estar tan cerca como esta noche será 2034 y los poemas míos y de Leonard Cohen serán leyenda. Y los triunfos de Carlota Ciganda revestirán –quién lo duda – el interior del Salón de la Fama.
Soñamos; bien, pero con los pies en la bermuda.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS