A TERCERA RONDA

Rafa Nadal destroza a Bautista en la tierra batida de Montecarlo

Nadal desesperó a Bautista en Montecarlo. (Foto: @ATP_Tour)
Nadal desesperó a Bautista en Montecarlo. (Foto: @ATP_Tour)
Nadal, actual campeón en el Principado dejó claro que nada como la arcilla roja para coger ritmo, desarbolando a un Bautista al que desesperó y del que se deshizo en poco más de una hora y cuarto.

El tenista español Rafa Nadal volvió a la acción este miércoles con una contundente victoria por un doble 6-1 ante su compatriota Roberto Bautista ante el que inició firme su andadura en el torneo de Montecarlo, tercer Masters 1.000 de la temporada y que abre para el balear el importante tramo de torneos en tierra batida.

Hace un mes que Rafa Nadal no disputaba un partido oficial por culpa de otro percance físico, en la rodilla, que le impidió incluso jugar las semifinales en Indian Wells (Estados Unidos) ante el suizo Roger Federer. Pero pese a la inactividad, el actual campeón en el Principado dejó claro que nada como la arcilla roja para coger ritmo, desarbolando a un Bautista al que desesperó y del que se deshizo en poco más de una hora y cuarto.

El once veces campeón en Montecarlo elevó a 16 su racha de victorias consecutivas en un Masters 1.000 que ha dominado en los tres últimos años. Además, con la lograda ante Bautista, las diez últimas han sido sin ceder un set.

Nadal mostró buenas sensaciones y desarboló a su compatriota del que se esperaba una mayor batalla, aunque en sus dos anteriores enfrentamientos, ambos en esta superficie, le hubiese inquietado demasiado.

Sin embargo, ya desde el inicio el exnúmero uno dejó claro su apabullante dominio. Sólo cedió seis puntos y aprovechó sus opciones al resto para colocar en el marcador un demoledor 5-0, que apenas pudo maquillar Bautista, incapaz de conectar ganadores y lastrado por demasiados errores no forzados.

Nadal no aflojó en un segundo parcial donde Bautista encontró más resquicios a los que no pudo sacar partido para haberle puesto algo más de emoción. El balear, algo más irregular en sus golpes volvió a romper pronto, pero en esta ocasión no se escapó tan fácilmente.

Así, antes de sentenciar con autoridad, Nadal tuvo que levantar un 0-40 en el cuarto juego y un 15-40 en el sexto, dificultades que solventó con su habitual firmeza para lograr un plácido pase y mantener su impoluto récord de no haber perdido todavía en el Principado en su debut.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS