SENDERISMO, MONTAÑA Y PESCA

Pesca de salvelinos en las Cinco Lagunas de la sierra de Gredos

España guarda aún rincones de pesca especiales, que combinan no sólo el mero hecho de practicar el deporte, sino también unos valores añadidos que los convierten en una gran experiencia de pesca.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Esto es lo que ocurre con la pesca en las Cinco Lagunas en la cabecera de la Garganta del Pinar de la sierra de Gredos, aunque también, como suele ocurrir por desgracia, la administración no parece ni entenderlo ni comprenderlo.
 
Las Cinco Lagunas es un coto de pesca peculiar. En sus 4 hectáreas está prohibido el uso de cebos naturales (algo normal), tiene un volumen de permisos diarios adecuados, 7, pero lo complicado está en el escaso plazo de apertura de la pesca de las Cinco Lagunas, que además de corto, es completamente irreal, del 17 de mayo al 15 de julio.

Empezando por la apertura, si tras el sorteo te toca mayo e incluso los primeros días de junio, tus posibilidades ya no de pesca, sino incluso de llegar allí pueden ser bajas o nulas. Las Cinco Lagunas están a la sombra de las más altas cumbres de Gredos, con una altura de 2.100 a 2.140 metros y la nieve en mayo e incluso lagos parcialmente helados es más que posible. Por lo que en realidad nos queda más o menos factible un mes de pesca, de mediados de junio al 15 de julio, en los que pescar tan sólo 3 días a la semana (jueves, sábados, domingos y festivos).
 
¿Por qué no alargarlo hasta el 15 o 31 de agosto? Habrá que preguntárselo de nuevo a la administración, cuando otras zonas de pesca de salvelinos, como los lagos pirenaicos viven justamente en agosto los mejores momentos de pesca. Porque aunque sea un coto de trucha con cuatro permitidas, pocas hay, y sí muchos salvelinos.
 
La situación de la pesca de salvelinos en las Cinco Lagunas 
 
Como en muchos lagos de montañas, los salvelinos fueron introducidos sin ton ni son en muchos lagos de montaña de España. En algunos, han causado un daño terrible, como Peñalara sobre la fauna existente, especialmente sobre los anfibios endémicos.
 
En las Cinco Lagunas, sin esas limitaciones, se han quedado en el limbo. Es decir, se considera como especie invasora, no limitándose su pesca pero no se toman medidas activas para erradicarlo. Si tenemos en cuenta la escasa presión pesquera ya que realmente apenas se puede 3 días a la semana durante poco más de un mes en la práctica y que la gran mayoría de los casos se devuelven al agua, el resultado es una población de salvelino importante con picadas muy abundantes en todas las lagunas.
 
Cómo son los salvelinos de Gredos
 
El entorno exigente, lagos helados y cubiertos de nieve buena parte del año, con fondos poco ricos en nutrientes y limitadas eclosiones de insectos, hace que la alimentación no sea importante para un pez muy voraz como es el salvelino.
 
Por todo ello, su talla es muy limitada. Encontraremos muchos minitalla, sobre los 7 centímetro y los más grandes difícilmente superan los 18 centímetros. Con el requisito de siempre utilizar aparejos sin muerte, la pesca de salvelinos en las Cinco Lagunas de Gredos no es exigente.

Con moscas, funcionan excelentemente en secas la oliva y pardón, aunque son muchos los pescadores que optan por pescar con ahogadas y llevar equipos ligeros. En cucharillas, pequeñas, de la 1 o la 2, son excelentes como las mini de Mapso.
 
Sobre la trucha aunque es un coto truchero y otros años si he constatado su presencia, especialmente en las lagunas superiores, su presencia debe ser actualmente bastante residual y difícil conseguir ese cupo de 4 capturas de 22 centímetros de talla. De hecho en mi última subida tuve más de dos docenas de picadas de salvelinos y ninguna trucha.
 
Planificar bien la subida
 
Volviendo al origen del artículo, lo espectacular de las Cinco Lagunas de Gredos es su paraje a más de 2.000 metros de altura y a unas cinco horas del coche que dejaremos en la Plataforma de Gredos. Por ello, es importante que planifiquemos bien para poder disfrutar. Una opción, la más usada es pernoctar la noche anterior haciendo la subida en la mañana o tarde anterior. No se puede acampar por lo que debemos optar por los refugios a medio camino, o si estamos en una buena noche de verano, vivaqueando al aire libre.
 
La vuelta la podemos hacer midiendo bien las horas de sol en la tarde, para poder llegar temprano a nuestro coche. Tendremos horas suficiente de pesca, ya que las picadas serán abundantes en todas las lagunas que nutren la garganta del Pinar, especialmente la primera y las dos últimas. En unas 4-5 horas podremos tantear todas e incluso repetir posturas en la bajada.

Por orden de sur a norte tenemos a Bajera, de 1,21 hectáreas y 2.100 metros de altitud. Es la más abierta y la que se deshiela antes. Le siguen Brincalobitos, la más pequeña (0,50 hectareas) a la misma altura y Mediana ya a 2.130 metros y 0,59 hectáreas. Son generalmente menos productivas que la primera. Por último mis preferidas para el final, Galana de 1,8 hectáreas y 2.135 metros y Cimera, la mayor con diferencia de 5,75 hectareas y ya a 2.140 metros de altitud.

Avanzado julio, pescar a mosca en ellas, es un verdadero deleite, como lo es pasar una noche bajo el cielo de Gredos. 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS