TORNEO DE NECESITADOS

En Medinah, Justin Thomas y Jason Kokrak igualan récord del campo

Muy pronto Justin Thomas terminaba con 65 golpes (-7) y líder en Casa Club. (Foto: @PGATOUR)
Muy pronto Justin Thomas terminaba con 65 golpes (-7) y líder en Casa Club. (Foto: @PGATOUR)
En el Medinah Country Club el BMW Championship, segundo de los tres torneos eliminatorios de la FedEx Cup, juegan 69 (Kevin Na se ha retirado) de los 70 supervivientes del anterior playoff. Sólo pasan 30 a la final.
Dos españoles siguen en pie en esta difícil pugna: Jon Rahm y Rafa Cabrera Bello, puestos 6 y 67 respectivamente. Al canario le va a costar más poder llegar al Tour Championship que se juega la semana próxima en Eastlake. Ya hay poco margen para escalar puesto en la clasificación. Todavía en la eliminatoria anterior podían hacerse fuerte subidas como la Harold Verner III que ascendió 73 puestos.

El que no estará, es un pena, es Sergio García, que tantos recuerdos atesora de este campo. Aquí participó del llamado “Milagro de Medinah” cuando el Equipo Europeo de la Ryder Cup enjugó una diferencia brutal a los americanos en el último día.

Pero de Sergio tampoco se olvidan en este club de Illinois; la propia web del club al describir el hoyo 16, lo narra contando el prodigioso golpe del español en el PGA Championship de 1999: han pasado 20 años  - Sergio García  tenía 19 – dio un segundo golpe extraordinario desde la base de un roble que se erguía a la derecha de la calle para dejar la bola en el green.

No está exento de candor el vídeo  - que puede visionarse en Youtube – en el que se ve al de Castellón después de golpear corriendo a la calle y saltar intentando conocer dónde para su bola en un green elevado. La alegría del chaval con la mano en el corazón por la ilusión, también caló en el corazón de los espectadores.

Aquel major lo ganó Tiger Woods; Sergio quedó a un sólo golpe. Podría haber sido el primer major del español que hubo de esperar todavía 28 años más para ganárselo en Augusta.

El campo de Medinah es una maravilla enmarcada en un bosque. No es fácil y sino que se lo pregunten a alguno de los 22 jugadores que toman la salida hoy y que tienen experiencia del campo. Es para pegadores pero hábiles. Es para quien “patea” bien, pero que coge greens elevados con fuertes caídas. Es para los hábiles con los hierros pero que no envían la bola de salida a los robles que como muros delimitan las calles.

En fin, es para todos, pero es para nadie. Quien lo entienda que lo juegue y no se despiste, pues cuatro días, y con previsiones de lluvia, no son para pestañear.
Saben a quién echaré en falta? Al alemán Martin Kaymer cuyo putt en su último hoyo retuvo la Ryder Cup para Europa. Su presencia sobre el fairway hubiese sido como un luminoso anuncio de alerta: “¡No os fieis, mis amigos!”.

¿Los demás, los que han pisado este jueves el recorrido 3 de Medina Country Club, han encontrado que las lluvias pasadas han reblandecido los greens y las bolas encuentran enseguida acomodo cerca del lugar donde bota.

Muy pronto Justin Thomas terminaba con 65 golpes (-7) y líder en Casa Club con un juego que ha dejado atrás las reservas que condicionaban su juego por una lesión de muñeca.

Gran pegador con 307 yardas de media en el día (281 metros), consiguió 66,67% de greens en regulación, este jugador apunta a victorioso, forma parte del grupo de jugadores americanos jóvenes que despunta en esta década.
Su swing suelto y fuerte dejaba su bola cerca de bandera y se armonizaba con un buen despliegue de putts. No está nada mal empezar igualando el récord del campo con Skip Kendall y Dustin Johnson.

Poco después Jason Kokrak se sumaba a los que han hecho 65 golpes en este recorrido de Medinah.

Por su parte, los españoles no acababan de romper. Se movían con pocos golpes bajo par y eso no era buena noticia. Rafa necesita acabar el domingo tercero en solitario si quiere viajar la semana que viene a Atlanta. Y no bajaba del puesto 66 en la FedEx Cup.

Jon Rahm no está necesitado de grandes cosas para estar en el Tour Championship, pero con las nuevas reglas del último torneo le conviene y mucho terminar con bajar del puesto 5 de la clasificación FedEx. Puede hacerlo y se ve que está en eso.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS