LA NOCHE DE SINGAPUR

Lewis Hamilton y Max Verstappen, primer duelo infernal en Marina Bay

Marina Bay, un momento mágico del Mundial de Fórmula 1. (Foto: @SkySportsF1)
Marina Bay, un momento mágico del Mundial de Fórmula 1. (Foto: @SkySportsF1)
Primer golpe de Mercedes frente Red Bull en el circuito mágico de Marina Bay, en Singapur, donde el chasis de los bólidos es esencial rodando a ritmo infernal y a volantazos en curvas desafiantes.
Marina Bay Street Circuit, 2019 Singapore Grand Prix, un momento muy especial del Mundial de Fórmula 1.

El piloto británico Lewis Hamilton recuperó el mando de la Fórmula 1 para marcar el mejor tiempo en la primera jornada de entrenamientos libres del Gran Premio de Singapur. Carlos Sainz (McLaren) ha vuelto a ser el mejor del segundo vagón de la parrilla con su séptima posición.



Después de dos victorias consecutivas de Ferrari en Bélgica e Italia, Hamilton llegaba a Marina Bay con ganas de reivindicarse y no tardó en hacerlo. Tras una primera tanda en la que Mercedes apenas se dejó notar, el líder del Mundial salió en la palestra en la segunda para detener el cronómetro en 1:38.773.

El británico, que el domingo buscará su quinta victoria en Singapur, demostró así su favoritismo en un circuito de muchas curvas donde lo más importante es el chasis, factor en el que las flechas plateadas acostumbran a dominar.

Sin embargo, Red Bull también confirmó que tiene cosas que decir este fin de semana y Max Verstappen fue el otro piloto capaz de bajar de 1:39. Tras liderar la tanda inaugural, cuando todavía lucía el sol, por la noche tuvo que conformarse con la segunda posición, pero a menos de dos décimas de Hamilton.

Ambos lograron distanciar sensiblemente al resto de la parrilla. Sebastian Vettel (Ferrari), con ganas de reinvidicarse tras su enésima decepción en Monza, logró finalizar tercero en un circuito a priori poco proclive para su monoplaza. El alemán se quedó a ocho décimas del líder y todos los demás perdieron ya más de un segundo.

Cuatro fue Valtteri Bottas (Mercedes) -que destrozó su coche en la primera sesión-, quinto Alexander Albon (Red Bull) y sexto Charles Leclerc (Ferrari), quien después de varias semanas en una nube vivió una jornada complicada e incluso tuvo que cambiar la caja de cambios de su coche.

Después de los tres grandes, el primero fue una vez más Carlos Sainz, que dejó buenas sensaciones y se quedó a una sola décima de Leclerc y a dos de Bottas y Albon. Buen inicio para Carlos en el circuito donde logró el mejor resultado de su carrera en la F1, el cuarto puesto de hace dos años. Además, su compañero Lando Norris finalizó noveno por detrás de Niko Hulkenberg.

La incertidumbre de Singapur

En definitiva, el piloto español Carlos Sainz (McLaren) espera aprovechar la incertidumbre que siempre caracteriza al Gran Premio de Singapur para lograr un buen resultado este fin de semana, mientras que la escudería Mercedes parte como favorita para volver a la carga y romper la buena racha de Ferrari, que suma dos victorias seguidas.

El campeonato ingresa en el tercio final del campeonato con el título muy decantado a favor de Lewis Hamilton (Mercedes), que tiene 63 puntos de ventaja sobre su compañero Valtteri Bottas y 99 sobre Max Verstappen (Red Bull), pero Charles Leclerc ha logrado meterle algo de picante al Mundial.

Ha encadenado dos victorias seguidas en Bélgica e Italia, la mejor racha en mucho tiempo de Ferrari, pero en la Scuderia son conscientes de que esta alegría muy probablemente concluirá en Singapur, donde tanto Mercedes como Red Bull cuentan con coches que se adaptan mejor a las características de un circuito urbano.

De hecho, Marina Bay tiene más curvas (23) que ningún otro trazado del calendario y las flechas plateadas ya demostraron su superioridad en otros recorridos revirados como Montecarlo o Hungría, donde Hamilton se apuntó sendas victorias.

El inglés busca un quinto triunfo en Singapur que le permitiría convertirse en el más laureado en la historia de la carrera, ya que ahora mismo está empatado a cuatro con un Sebastian Vettel (Ferrari) que atraviesa sus horas más bajas. El alemán, superado ya por Leclerc en la clasificación y sin celebrar una sola victoria este año, volvió a desentonar en Monza, donde fue sancionado por volver a la pista de forma peligrosa tras un trompo.

Más allá de los favoritos Mercedes y Red Bull, las esperanzas del resto de la parrilla están puestas en los imprevistos que históricamente han caracterizado la prueba , donde el coche de seguridad no ha dejado de salir a pista ni un solo año desde que la carrera debutó en 2008.

El pronóstico del tiempo indica que no lloverá en esta ocasión, pero la certidumbre nunca es total en el sudeste asiático. Incluso aunque no caiga agua, los accidentes son habituales y suelen ofrecer vuelcos en carrera, algo de lo que ya se aprovechó Carlos Sainz hace dos años para concluir cuarto, el mejor resultado de su carrera en la F1.

"Como siempre intentaré hacerlo lo mejor que pueda en cualquier condición, pero obviamente no me importaría que lloviera", reconocía esta semana el piloto madrileño.

Tras encadenar dos abandonos en Spa-Francorchamps y Monza, su peor racha de la temporada, Sainz espera volver a los puntos para defender su séptima posición en el Mundial de pilotos e incluso aspirar a la sexta, que está en poder del francés Pierre Gasly (Toro Rosso) con siete puntos más.

Horarios del Gran Premio de Singapur

Viernes 20
Primera sesión de libres 10.30 - 12.00
Segunda sesión de libres 14.30 - 16.00.

Sábado 21
Tercera sesión de libres 12.00 - 13.00.
Calificación 15.00 - 16.00.

Domingo 22
Carrera 14.10.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS