GOLEADA (0-5)

Karim Benzema, el líder de un Real Madrid demoledor con Solari

Karim Benzema, uno de los goles de esta edición de la Champions. (Foto: @ChampionsLeague)
Karim Benzema, uno de los goles de esta edición de la Champions. (Foto: @ChampionsLeague)
Vinicius montó una contra aprovechando su gran velocidad y asistiendo a Kroos que batió por encima al portero checo y puso el 0-5 en el marcador. Benzema dejó su huella de forma memorable.

El partido acabó con un 1-4-2-3-1. Courtois en la portería. En la defensa, Reguilón, Javi Sánchez, Nacho y Odriozola. En el doble pivote, Isco y Casemiro. Como centrocampistas de ataque, Bale, Ceballos y Lucas Vázquez. Delantero punta. Vinicius. Brillaron Toni Kroos y Karim Benzema. El cambio de Sergio Ramos, inteligente.

Primer informe de la célula de crisis favorable a Solari. que es el verdadero tapado de Florentino. El presidente no lo quiere imponer a la Junta Directiva. Hay ahora gran expectación ante el partido contra el Celta. A partir de ese momento se va a tomar una decisión en firma sobre el sucesor de Julen Lopetegui para toda la temporada. En la Champions League, Solari mostró su plan de verticalidad, contragolpe y libertad.

El Real Madrid de Santiago Solari alargó su buena racha por tercer partido consecutivo tras golear al Viktoria Plzen (0-5) en la cuarta jornada de la fase de grupos de la Champions. Lo consiguió gracias a una sensacional primera mitad -liderada por Karim Benzema- acercándose a los octavos de final de la máxima competición continental.

Con Solari sí hay paraíso. El técnico argentino, "provisional" hace una semana, está cimentando su posición en el banquillo más exigente del mundo del fútbol. Por el momento, tres partidos y tres victorias. Todas ellas con la portería a cero, recuperando sensaciones, confianza de cara a gol y con la fresca aportación de jugadores inéditos con Lopetegui.

La película sigue siendo feliz desde la llegada de Solari. Primero fue el Melilla (0-4) en Copa del Rey, después le tocó al Valladolid (2-0) en Liga y este miércoles fue el Viktoria Plzen (0-5) quién pagó una alta factura tras dos minutos de desconexión, sobre todo tras el buen comienzo de los checos, que a punto estuvieron de comprometer al Real Madrid con un remate al larguero.

Havel golpeó a pocos metros de la portería de Courtois, titular por primera vez en la Champions, y Nacho desvió el disparo antes de que pegase en el travesaño. Con el susto en el cuerpo, el vigente campeón de Europa fue ganando metros, entregando la manija a Kroos y buscando la espalda a su oponente, menos incisivo que en el Santiago Bernabéu y empequeñecido a los 20 minutos con el 0-1 de Karim Benzema.

El delantero francés firmó una gran jugada personal, con dos recortes deliciosos, para batir a Hruska por debajo de las piernas con el interior de su pie derecho. El gol fue de muchos quilates y demostró que su temporada destaca por encima de la media. Benzema no se quedó ahí y siguió aportando a los suyos para convertir el partido en una fiesta.

Casemiro consiguió el segundo con un testarazo a la salida de un córner, asistencia de Kroos, y Benzema volvió a reclamar los focos con el tercero de la noche. El '9' marcó a placer con un remate de cabeza -tras posible falta de Bale en la acción previa- para sumar su noveno gol esta temporada, una cifra más que interesante para el siempre cuestionado Benzema.

Para colmo de los checos, el equipo de Solari logró el 0-4 a tres minutos de ganar el túnel de vestuarios. En esta ocasión, Bale sacó tajada del regalo de Benzema, que prolongó el balón para dejarle solo en el costado derecho. El expreso de Gales, que llevaba ocho partidos sin marcar, ajustó al palo largo y dejó sin historia un choque que pocas cosas aportó en la segunda parte.

El equipo de Solari rebajó el nivel y pensó en la Roma, su próximo rival en Champions y con quien se jugarán el primer puesto del grupo. El nuevo entrenador decidió dar descanso a Sergio Ramos -que debió ser expulsado por una agresión- y Toni Kroos, pero este último lo hizo después de lograr el 0-5 con un remate muy plástico que superó al portero del Plzen con un vaselina.

El pase fue de Vinicius, que volvió a aportar en los metros finales, y se consolida como una de las opciones de Solari para agitar la coctelera. El joven brasileño no se cansa de agradar, igual que los canteranos Reguilón, de lo mejor en el Real Madrid, y Javi Sánchez, que debutó de manera notable en el centro de la zaga.

Además del quinto gol no hubo mucho más a excepción de los 20 minutos que dispuso Isco para seguir cogiendo continuidad. Vinicius tuvo dos ocasiones claras, Bale la estrelló en el palo y Lucas vio cómo le anulaban el sexto en el tiempo añadido. Al final 0-5, el Real Madrid suma y sigue con Solari en el banquillo. El campeón no afloja el ritmo, coge fuerza y vuelo saliendo líder del grupo de la República Checa.

Ficha técnica

- Resultado: VIKTORIA PLZEN, 0 - REAL MADRID, 5 (0-4, al descanso).

VIKTORIA PLZEN: Hruska; Rezkik, Hejda, Hubnik, Limbersky; Hrosovsky, Prochazka; Cermak (Horava, min.61), Kopic, Havel (Petrzela, min.38); y Chory (Reznicek, min.80).

REAL MADRID: Courtois; Odriozola, Sergio Ramos (Javi Sánchez, min.59), Nacho, Reguilón; Casemiro, Kroos (Isco, min.73), Ceballos, Lucas Vázquez, Bale y Benzema (Vinicius, min.62).

- Goles: 0 - 1, min.21, Benzema.

0 - 2, min.23, Casemiro.

0 - 3, min.37, Benzema.

0 - 4, min.40, Bale.

0 - 5, min.67, Kroos.

- Árbitro: Deniz Aytekin (ALE). Amonestó con tarjeta amarilla a Nacho (min.53) en el Real Madrid.

- Estadio: Doosan Arena. 11.483 espectadores.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS