WANDA METROPOLITANO

Godín se une a las bajas de Savic, Lemar, Costa y Koke ante el Dortmund

El Atlético de Madrid de Simeone tiene este martes una dura prueba. (Foto: YouTube)
El Atlético de Madrid de Simeone tiene este martes una dura prueba. (Foto: YouTube)
El Atlético de Madrid quiere tomarse la revancha. Los de Simeone salieron duramente golpeados del partido que se disputó en Alemania. Un rotundo 4-0 que será difícil de igualar con tantas lesiones.

El Atlético de Madrid afrontará este martes en el Estadio Wanda Metropolitano (21.00 horas) un duelo importante ante el Borussia Dortmund alemán para no complicarse su futuro en la Liga de Campeones y lo hará además mermado por la ausencia de varios titulares. El capitán Diego Godín no ha entrado en la convocatoria por culpa de una gastroenteritis, en una lista en la que tampoco están los lesionados Koke Resurrección, Thomas Lemar, Stefan Savic y Diego Costa.

El centrocampista madrileño sufre un edema en el recto anterior, mientras que el francés padece una lesión muscular en el muslo. Además, el central montenegrino tiene una contusión en el muslo y el delantero hispano-brasileño, una lesión en el aductor. A cambio, el técnico rojiblanco ha llamado a cuatro futbolistas de la Academia: el defensa Francisco Javier Montero, el centrocampista Toni Moya y los delanteros Joaquín y Borja Garcés.

Hace semana y media, en el Signal Iduna Park, las avispas de Lucien Favre picaron con contundencia a los rojiblancos, a los que endosaron un duro 4-0, un marcador poco visto en la era Simeone y que puso cuesta arriba, no el billete a octavos, pero sí el primer puesto.

El equipo alemán cuenta con pleno de puntos para esta segunda vuelta y puntuar en el feudo colchonero le daría prácticamente el considerado importante liderato para unos cruces teóricamente asequibles, algo para lo que le quiere inquietar el equipo madrileño, ávido además de devolverle el golpe a su rival tras un partido que el Cholo siempre calificó de engañoso en su resultado.

La victoria del Atlético apretaría las cosas y, dada la dificultad de devolver la goleada, tanto por la actual solidez de este como por la falta de puntería rojiblanca, le serviría para presionar al líder de la Bundesliga, pero la derrota le podría complicar las cosas, no de forma urgente, porque Brujas y Mónaco no parecen en la actualidad oponentes atemorizantes.

Sin embargo, la mayor dificultad llega por los problemas físicos que está atravesando en la actualidad el conjunto de Diego Pablo Simeone. En el centro del campo, Rodri Hernández, cuya entrada en Dortmund en la segunda parte mejoró las prestaciones del equipo, y Saúl se mantendrán, y habrá que ver como configura las bandas el Cholo. Correa parece fijo en una y el hueco que deja a última hora Lemar podría ser aprovechado por la pausa de Vitolo o por la velocidad de Gelson Martins, aunque también podría entrar ahí Saúl para que Thomas jugase en el mediocentro.

Arriba, junto a Antoine Griezmann, sería el turno de Nikola Kalinic, suplente en Butarque pese a la baja de Diego Costa ya que Simeone probó con una dupla Griezmann-Gelson. Este experimento no le funcionó demasiado a un Atlético que volvió a dejar una imagen discreta a nivel ofensivo que tiene que mejorar ostensiblemente al amparo de una afición que desea ver una mejor versión de los suyos ante un oponente de entidad en este momento.

Y es que el Borussia Dortmund ha empezado con mucha firmeza la temporada. Invicto hasta el momento, el conjunto lidera la Bundesliga antes de medirse el fin de semana que viene al Bayern en el Allianz Arena y en su andadura europea todavía no ha encajado ningún gol.

Lucien Favre podrá además contar en el Wanda Metropolitano con un téorico mejor once con el que goleó al Atlético en casa ya que recupera al delantero español Paco Alcácer, que se perdió aquel choque por problemas musculares y que será el 9 titular en busca de proseguir su racha goleadora, y también al central Akanji.

Con más armas, el Dortmund opondrá la tradicional intensidad del fútbol alemán y el peligro que conlleva un ataque donde el atacante valenciano está respaldado por la calidad de Reus y el talento y velocidad de Pulisic.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS