TORMENTA DE CAÍDAS

Egan Bernal, Nairo Quintana y Rigoberto Urán a salvo de un arranque infernal

Kristoff gana al esprint la primera etapa y se convierte en el primer maillot amarillo. (Foto: @LeTour)
Kristoff gana al esprint la primera etapa y se convierte en el primer maillot amarillo. (Foto: @LeTour)
El noruego Kristoff gana en Niza en un estresante inicio del Tour. La lluvia dejó múltiples caídas, incluida una montonera a tres kilómetros de meta. Clima, lluvia y piso mojado, el más duro arranque.
El ciclista noruego Alexander Kristoff (UAE Team Emirates) ha ganado la primera etapa del Tour de Francia, celebrada este sábado sobre 156 kilómetros en Niza, en un sprint que le vistió como primer maillot amarillo y que terminó con una jornada llena de caídas.



La lluvia acompañó gran parte de la etapa inaugural de un Tour histórico, saliendo en agosto por culpa de la pandemia de coronavirus. A falta de confirmar un parte de las consecuencias, a priori todos pudieron cruzar la meta y el Tour no perdió alicientes un primer día que deja a Kristoff líder tras un arranque estresante.

El colombiano Egan Bernal (Ineos) defiende  el maillot amarillo ante una nómina de aspirante en la que destacan Primoz Roglic (Jumbo), Thibaut Pinot (Groupama), Tom Dumoulin (Jumbo), Nairo Quintana (Arkea) y la esperanza española, Mikel Landa (Bahrain).

Inicialmente, el Tour de Francia se tendría que haber disputado entre los días 27 de junio y 19 de julio, pero la pandemia retrasó dos meses el inicio de la carrera ciclista más importante del mundo, que ha intentado minimizar las consecuencias y ha mantenido el recorrido inicial hasta el 20 de septiembre, cuando concluirá en los Campos Elíseos de París.

El equipo Ineos, ganador del Tour en siete de sus últimas ocho ediciones, ha dejado fuera de su convocatoria a los dos británicos y Bernal llega como líder claro. El colombiano, que dio muestras de flaquezas en el reciente Criterium du Dauphiné, está arropado por Richard Carapaz, ganador del Giro de Italia 2019 que podría coger el mando del equipo si la carrera así lo demanda.

Tampoco salió bien parada del Dauphiné el esloveno Roglic, víctima de una dura caída que le obligó a abandonar. Sin embargo, el ganador de la última Vuelta a España asegura que ya está recuperado del percance y listo para asaltar el maillot amarillo en una carrera donde su mejor resultado es el cuarto puesto de 2018.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS