JORNADA ACIAGA

Carla Suárez, Munar, Carreño y Davidovich caen en el Mutua Madrid Open

Carla Suárez dijo adiós ante la potencia de Kuzmova, Sara Sorribes queda como última tenista española. Munar se estrella contra Kachanov y Carreño contra un gigante. Davidovich queda sin premio extra.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

El Mutua Madrid Open, cuarto Masters 1.000 de la temporada y de categoría Premier Mandatory de la WTA, vivió este lunes una aciaga jornada para el tenis nacional con las eliminaciones de Carla Suárez, Alejandro Davidovich, Jaume Munar y Pablo Carreño.

En el cuadro femenino, Carla Suárez no pudo mantener sus buenas vibraciones con el público madrileño en un evento donde suele mostrar buen nivel. Cuartofinalista el año pasado, la canaria dejó claro que no está en un buen momento y cayó eliminada en la segunda ronda ante la eslovaca Victoria Kuzmova por 6-4, 7-6(2).

La de Las Palmas, un tanto lastrada por su revés en la noche de la Caja Mágica, no pudo mantener la solidez ofrecida en su estreno del domingo y no fue capaz de sacar partido a sus ventajas en las dos mangas ante su joven rival, de 20 años, 46 del mundo y que había dejado en el camino a la decimosexta cabeza de serie, la alemana Julia Goerges.

Kuzmova, que había tenido sus mejores resultados en pista dura (semifinalista en Auckland y cuartofinalista en Dubai), se repuso al break inicial de la española y tras salvar cinco bolas de rotura en el sexto juego, aprovechó otra opción en el noveno para volver a romper y cerrar posteriormente el set.

En el segundo, fue de nuevo Suárez la que tomó la delantera con una rotura que, al igual que en el primer parcial, no le duró nada. La eslovaca igualó al instante y se mantuvo firme. Carla alcanzó el tie-break tras levantar un 15-40, pero en la muerte súbita no pudo alargar más el partido. De este modo, en el cuadro femenino se queda sola Sara Sorribes, que este martes se mide a la número uno del mundo, la japonesa Naomi Osaka.

Munar batalla con Kachanov, Carreño cae ante un gigante

En el masculino, tampoco hubo buenas noticias. Entre las despedidas destacó la de Jaume Munar, uno de los invitados por la organización y que no pudo con el ruso Karen Kachanov, undécimo favorito y que tuvo que emplear tres horas para deshacerse del balear por 6-4, 6-7(4), 6-3.

El joven jugador español cumplió este domingo 22 años y no pudo regalarse otro meritorio triunfo esta temporada ante un jugador de nivel, pero en un dubitativo momento por cuatro eliminaciones seguidas en su primer partido. Fue un duelo muy competido, sobre todo en su primer set donde Munar golpeó primero antes de que su rival se lo llevase tras romper sus tres últimos saques.

Munar repitió inicio en la segunda manga, con una rotura que en esta ocasión supo defender agarrándose a la pista hasta el noveno juego, justo cuando sacaba para cerrarla. Kachanov no se lo permitió tras salvar una bola de set e igualó para llevarla a una muerte súbita que se decantó del lado del español. Este, ya con menos energía, se vio abajo pronto en el último parcial con un claro 5-1 que no pudo levantar pese a su lucha final.

Menos batalla pudo plantar el asturiano Pablo Carreño, sorprendido por el "gigante" estadounidense Reilly Opelka, de 2,11 metros de estatura y clasificado desde la fase previa, que le derrotó en dos sets por 7-6(5), 6-4.

Carreño demostró que no está en su mejor momento y se estrelló por cuarto torneo seguido en su debut tras toparse con un rival poderoso en el saque (14 aces), que no concedió ninguna rotura y al que le bastó un break para hacerse con el pase a la segunda ronda.

Había expectación por ver en acción al joven Alejandro Davidovich, también agraciado por una wild card y que llegaba a Madrid animado tras firmar sus primera semifinales en el circuito de la ATP en Estoril (Portugal).

Su debut en un Masters 1.000 era ante un rival curtido en mil batallas como el francés Richard Gasquet, al que plantó cara antes de caer por 7-5, 7-6(5) y perder el premio extra que habría sido jugar ante Roger Federer.

En lo que se refiere a los principales nombres, la actual campeona, la checa Petra Kvitova, entró sin problemas en la tercera después de deshacerse por 6-3, 7-6 e la francesa Kristina Mladenovic, clasificada desde la previa y finalista en 2017.

Además, la holansesa Kiki Bertens, actual subcampeona, ganó con solvencia por 6-3, 6-4 a la letona Jelena Ostapenko, campeona en Roland Garros en 2017, mientras que la estadounidense Sloane Stephens, octava favorita, se llevó el atractivo duelo con la bielorrusa Victoria Azarenka, finalista en 2011 y 2012, por 6-4, 2-6, 6-2.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS