NOCHE DE CHAMPIONS

ZZ ante la trascendencia de Neymar y Mbappé en el Santiago Bernabéu

Gran reto en Champions para Karim. (Foto: @Benzema)
Gran reto en Champions para Karim. (Foto: @Benzema)
Kylian Mbappé junto a Neymar en el fortín del Real Madrid. Zinedine Zidane reconoció su admiración por la joven estrella del equipo francés. Penúltimo encuentro del Real Madrid en la fase de grupos de la Liga de Campeones.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, ha calcado su última lista de convocados para el duelo de este martes frente al Paris Saint-Germain (PSG) y eso implica que vuelve a quedarse fuera por decisión técnica el delantero brasileño Vinicius.

Igual que ocurrió antes del partido contra la Real Sociedad, al igual que Vinicius han sido descartados Álvaro Odriozola, Brahim Díaz y Mariano Díaz. Además, tampoco ha entrado Nacho Fernández, recién recuperado, ni los todavía lesionados James Rodríguez, Lucas Vázquez y Marco Asensio.



La convocatoria completa está formada por los siguientes jugadores:

- Portería: Thibaut Courtois, Alphonse Areola y Diego Altube.

- Defensa: Dani Carvajal, Éder Militão, Sergio Ramos, Raphaël Varane, Marcelo Vieira y Ferland Mendy.

- Centrocampistas: Toni Kroos, Luka Modric, Carlos Casemiro, Fede Valverde e Isco Alarcón.

- Delanteros: Eden Hazard, Karim Benzema, Gareth Bale, Luka Jovic y Rodrygo Goes.



Zinedine Zidane aseguró que han "mejorado" desde que cayesen en septiembre en París ante el PSG por 3-0, pero que no tienen ánimo de "revancha" ante el equipo parisino este martes sino ganar para "confirmar" el buen momento actual ante un equipo "magnífico" y que exigirá "sobre todo, fútbol".

"Es cierto que hemos mejorado desde aquel partido, pero no va a ser una revancha, simplemente tenemos ganas de demostrar nuestra calidad, de lograr un gran resultado, de seguir con la regularidad de la Liga, de marcar mucho y no recibir. Es un partido para confirmar nuestra dinámica, sin espíritu de revancha", señaló Zidane en su conferencia de prensa.

El francés declaró que el duelo ante los de Thomas Tuchel era "el más importante porque es el próximo y es ante un rival muy, muy bueno", pero insistió en no mirar al 18 de septiembre. "Lo que pasó, pasó, yo quiero ver a mi equipo hacer 90 minutos de gran nivel", comentó.

Para ello, tiene claro que necesitarán "un poco de corazón y también de cabeza". "Debemos tener concentración, pero sobre todo, fútbol. Si estamos bien con el balón va a ser importante. Lo que queremos es hacer un buen partido contra un rival que lo está haciendo muy bien", recalcó Zizou.

Este aclaró que un triunfo sería una victoria personal tras las críticas recibidas tras el 3-0. "Para nada. Conozco la situación y puede cambiar otra vez, dependerá de nuestra capacidad para jugar bien, meter goles. Sabemos lo que debemos hacer y estoy contento porque cada día veo mejor al equipo y es lo que me interesa", recalcó.

Por otro lado, Zidane eludió hablar de Kylian Mbappé, que podría ser el gran objetivo del club para el futuro más cercano. "Viene como rival y sabemos la clase de jugador que es y la importancia en su equipo, como otros muchos, y hay que estar preparados. Me importa lo que vamos a hacer nosotros", zanjó.

Además tampoco quiso elegir entre si prefería que jugase el delantero francés o Neymar Jr. "Creo que van a jugar los dos", advirtió, dejando claro que "no cambia nada" en el caso de que el brasileño sea suplente. "Estamos preparados en cualquier caso", añadió, apuntando que el campeón francés "es un equipo que desde el principio del año no ha tenido muchos fallos" y al que ve "en progresión" y "de los mejores del mundo".

Tampoco habló Zidane de la importancia que podría suponer el partido para un Gareth Bale pitado el sábado por el Santiago Bernabéu. "Es un partido importante para todos y tenemos que estar preparados todos, yo el primero", se limitó a decir.

"El PSG lleva una temporada magnífica y la exigencia que vamos a tener es superior a la de los otros partidos, pero eso nos gusta también", agregó el preparador madridista, que pidió "preguntar" al galés si se siente afectado por lo sucedido. "Está para jugar en un partido donde habrá muchos jugadores buenos y en el que la gente sólo quiere ver un buen partido", subrayó.

Zidane se refirió igualmente a los pitos recibidos por Sergio Ramos tras el fallo que supuso el 0-1 ante la Real Sociedad. "No es que me sienten mal o bien, lo importante es que nuestra afición es importante para cada jugador y que es un plus si están con nosotros porque cada jugador lo nota. El público siempre quiere vernos jugar bien y después de un rato estuvieron con nosotros", puntualizó.

Finalmente, volvió a elogiar a Fede Valverde y Rodrygo Goes. "Han demostrado que están preparados para jugar en el Real Madrid. Han tenido su oportunidad y lo han hecho muy bien, no me sorprende. Son jóvenes, pero tienen mucha energía, entusiasmo y ganas de progresar y es algo positivo verles jugar así cuando son titulares", sentenció.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS